Valores Comunes entre Deporte y Empresa.

20121223-133414.jpg
Presentación I Circuito Padel CCM

SIMILITUDES ENTRE DEPORTE Y EMPRESA

Algo me agrada bastante de estos dos mundos. Existen valores compartidos, tales como los del esfuerzo, el sacrificio, el afán de superación, la cultura de la mejora continua y el respeto al contrario. En los dos mundos, las mejores

posiciones las ocupan aquellos que se han preparado previamente, que se han entrenado concienzudamente y que han hecho sus deberes, renunciando a momentos de placer y disfrute. Quien ocupa las primeras o mejores posiciones, normalmente son los que se lo merecen y no los designados a dedo, los enchufados o los que se camuflan entre la masa pasando desapercibidos y beneficiándose del trabajo colectivo.

Y esto ocurre en todos los niveles del deporte. Un corredor popular, principiante, cuyo objetivo sea terminar su primera maratón, necesariamente tendrá que recorrer un camino previo preparatorio para alcanzar el objetivo. Deberá inexcusablemente seguir un plan de entrenamiento de plazo medio-largo, encaminado a lograr su reto; y será un camino de sacrificio, ya que deberá prescindir de sus hobbies o de estar con su familia tranquilamente para recorrer sus 60 kms semanales, haga frio, calor, llueva o nieve y en caso contrario, tendrá que retirarse de la competición o sufrir denodadamente con serios riesgos para su salud y supervivencia como atleta.

Lo mismo ocurre con las empresas; todas aquellas empresas que no han realizado un trabajo constante de análisis de sus costes, de mejora de sus debilidades, de investigación continua de la competencia y del mercado, del cuidado de sus fortalezas para salir a la caza de las oportunidades de manera efectiva, perderá sin remedio posición competitiva y será relegada sin remedio a los puestos de atrás, cayendo en una pérdida de eficiencia, de rentabilidad y posterior desaparición. Es decir, se produce una selección natural a favor de todos aquellos que han trabajado y entrenado con esfuerzo.

En ambos ámbitos, los primeros lo son por merecimiento propio, por esfuerzo, constancia y ambición. Otros ámbitos no tienen como referentes estos valores y están pagando las consecuencias.

20121225-233304.jpg

Anuncios