El Kit básico del emprendedor para una Estrategia de Exito.

Simplifiquemos todo al máximo y diseñemos una estrategia que nos conduzca al éxito. En este post me centraré en aquella persona que busca emprender una idea, por necesidad o por vocación. Si, cada día son más las personas que tienen que emprender para subsistir, lo que complica sobre manera todo, por la ansiedad generada dada la falta de recursos para subsistir. Para emprender se precisa mucha fe en un proyecto y una visión muy clara del posicionamiento futuro. Esta visión se distorsiona con la ansiedad, de igual manera que las interferencias en la televisión. En estos casos es imprescindible una adecuada gestión emocional que permita alcanzar la serenidad necesaria para alcanzar el estado de creatividad necesario para conseguir resultados.

El emprendedor que ya tiene  cubiertas sus necesidades básicas y su proyecto se encuentra en una fase más avanzada, debe profundizar en una estrategia de crecimiento, ampliando mercados o diversificando, de manera concéntrica o no.

En principio, el kit básico del éxito para el emprendedor está compuesto por un producto y un mercado. Lo demás, es a base de ingenio y de algo más básico, la prueba de ensayo y error. Una adecuada estrategia ayudará a ser más efectivos y ahorrar esfuerzos y costes en nuestra andadura. 

PRODUCTO/SERVICIO

El producto es un recurso que nos permite alcanzar acuerdos para obtener un beneficio. Sin producto nunca generaremos acuerdos, luego es importante centrarnos cuanto antes en obtener un producto, que puede ser fabricado por nosotros mismos o adquirido a precio de oportunidad. Un producto nunca es malo, sino inoportuno. Un ejemplo: un paraguas viejo en primavera y en Jaén, es totalmente prescindible y de utilidad casi nula, pero de gran utilidad en una zona lluviosa, pero más aún si somos capaces de hacérselo llegar a alguien que olvidó el paraguas y le durante una tormenta. Esa persona sería capaz de pagar por 15 minutos, más del doble del coste total del paraguas. Por tanto, un producto tiene un potencial valor elevado

Aquel que es capaz de adquirir el producto barato y rápido tendrá una fortaleza. Y si tuviera acceso a generar/fabricar productos de manera barata y mantenido en el tiempo posee una fuente de ventaja competitiva, que le posicionará de manera privilegiada en el mercado.

Por tanto, el producto alcanzará su potencial valor máximo si damos con el mercado y momento adecuados.

MERCADO

Existen infinidad de mercados, dentro de un mismo sector. Por ejemplo, en el mercado de la automación existe el mercado de los componentes, de las reparaciones, de las competiciones, etc. Pero además, se suelen crear mercados nuevos cada cierto tiempo, generando oportunidades constantemente. Por ejemplo, alquileres de autos clásicos para bodas, para películas, el coleccionismo, etc. Hay verdaderos especialistas en crear nuevos mercados.

Pudiera darse el caso de que alguien con una fuente clara de ventaja competitiva, un propietario de una finca con manantial de agua, no tuviera mercado cercano; por ejemplo, si la finca estuviera en un pueblo gallego. En un pueblo gallego, el agua mineral embotellada, muy probablemente es adquirida por poco público y a precios bajos, aunque si los costes son competitivos, pudiera darse la circunstancia que la empresa generara beneficios, aunque contenidos por la escasa demanda. Es decir, el empresario contaría con un producto de los que llaman “vaca”, produciendo barato, venta segura, mercado compartido sin excesiva competencia y demanda segurita. 

ESTRATEGIA:

La estrategia surge en la búsqueda de nuevos mercados o en el aseguramiento de los actuales. En función de la matriz DAFO, habrá que adoptar una actitud más o menos ofensiva, defensiva o adaptativa.  Tal y como defiende el maestro Sun Tzu en “El Arte de la Guerra”, no debemos ser inoportunos, es decir, nunca deberemos intentar conquistar nuevos mercados si no estamos seguros de que nuestra fortaleza podrá conquistar una oportunidad que nos ofrece un mercado. Así como tampoco debemos adoptar una estrategia defensiva si estamos en disposición de aprovechar oportunidades. Ni obviar inminentes amenazas del mercado en una huida hacie adelante intentando conquistar a la desesperada mercados lejanos. Todo esto parece obvio, pero es muy sutil y se necesitan finos estrategas para no caer en errores caros.

Algo que está siendo cada día más habitual, pero que provoca errores reiterados en la actualidad debido a la presión de internet, es la pretensión de muchos emprendedores de lanzarse al mercado on line, sin una estrategia realista. Antes de afrontar una digitalización de la empresa debe existir un negocio de cierta solvencia, con una cadena de valor definida y unos factores críticos de éxito claros e identificados. 

Antes de lanzar un negocio ON-LINE, debe existir un negocio OF-LINE y ser conscientes de que la cadena de valor debe transformarse o duplicarse. Los factores críticos de éxito de tu negocio OF-LINE pueden ser distintos tras la adaptación al negocio ON-LINE, pudiendo desaparecer ciertas fortalezas. Además, es preciso realizar un profundo análisis cualitativo y cuantitativo de todas las inversiones necesarias y de los posibles efectos, asegurándonos de que la planificación financiera soportará estas transformaciones de la empresa. Un realista estudio de la viabilidad y de la rentabilidad de la inversión es fundamental y debe formar parte de una planificación estratégica que se precie.

FINANCIACION:

Si cuentas con un producto, un potencial mercado y has elaborado una estrategia realista, oportuna y eficaz, sólo falta aglutinar los recursos que te permitirán poner en marcha la estrategia. Es determinante realizar una previsión hiper-realista de los recursos financieros necesarios para este paso, ya que no hay nada más peligroso que errar en la previsión y quedarte corto a medio camino. Habrás creado una estructura cara e improductiva, sin el esperado retorno de la inversión que normalice tu situación.

Para ello, debes conocer las diferentes alternativas y proveedores financieros:

  • Acudir a tu banco. Opción cada día menos disponible. El sector bancario se está transformando y especializando en banca minorista, proveedor de determinados servicios financieros muy dirigidos a particulares.
  • Acudir a mercado de deuda: muy limitado a empresa que cumplan númerosos condicionantes y de un tamaño considerable.
  • Acudir al Crowdfunding. Este sector se encuentra en importante auge y está adquiriendo mucho dinamismo. Se trata de convencer a la masa de la viabilidad de tu proyecto, ofreciendo una recompensa. Normalmente la masa acude a la llamada de proyectos emotivos, solidarios, creativos, etc.
  • Buscar nuevos socios: Aqui existen diferentes alternativas y fases, en función de la fase del proyecto. Normalmente, en la primera fase aparecen las tres “F” (friends, fools and family, aunque ya incluyen la cuarta F: followers), que apuestan por ayudar. Es un recurso muy importante por la ausencia de exigencias de los inversores y permiten empezar con cierta tranquilidad. En una segunda fase de crecimiento se suele recurrir a los Business Angels, cuyos importes de de financiación pueden oscilar entre los 100.000€ y los 300.000€  y con un horizonte temporal de permanencia de unos dos o tres años, aunque este priodo se está viendo ampliado cada día más, principalmente por las dificultades actuales de los mercados. Después, se van saliendo por tramos para dar entreda a los family office, fondos de inversión, etc, quienes entran con cantidades más importantes (superiores al 1 mll €) y también con horizontes temporales de nos 3 a 5 años. No hay que olvidar que el único objetivo de estos inversores es la alta rentabilidad, lo que en numerosas ocasiones entra en conflicto con el fundador de la start up, que es algo más romántico con su compañía. En muchas ocasiones, los fondos de inversión suelen preparar una salida a bolsa de la compañía, generando con ello importantísimas plusvalías a su inversión. En todo este proceso, el fundador de la compañía irá perdiendo porcentaje de propiedad, aunque percibiendo importantes plusvalías por la venta paulatina de parte de su propiedad y permaneciendo como alma de la empresa.

La entrada de todos estos nuevos accionistas provoca que la nueva propiedad de la empresa se organice en torno a un Consejo de Administración que defina la estrategia de la empresa y tomando todas las decisiones trascendentales.

Este es el ciclo natural de una empresa, desde la concepción por parte de un emprendedor de una idea/semilla, visionario de un proyecto, capaz de transmitir credibilidad entre los inversores y de dotar de alma a la compañía. Este proceso es factible siempre que a tu producto le encuentres un mercado, a través de una adecuada Estrategia, gestión emocional e inversores. 

“Un hombre con una idea es un loco hasta que triunfa” 

                                                                                                                                   Mark Twain

Gracias por estar.