Taller sobre Estrategias emocionales eficaces. Justificaciones.

Son impresionantes los hallazgos que se han producido a la largo de la humanidad, gracias a la labor concienzuda de investigación y a la asignación de recursos que se destinan a intentar descubrir soluciones a problemas que limitan nuestras posibilidades. Avances tales como determinados medicamentos que ayudan a combatir y vencer enfermedades, hasta hace poco tiempo mortales, dispositivos que nos interconectan “on line” allá donde te encuentres con tus seres más queridos, incluso la capacidad de escanear nuestro organismo sin necesidad de abrir nuestro cuerpo a fin de detectar cualquier malformación, son avances que sorprenden y hace que nos preguntemos sobre los límites reales del ser humano. Es decir, todo parece a nuestro alcance y nos encontramos en una senda difícil de parar. Recientemente leí las aplicaciones de una pulsera electrónica, que sería capaz de analizar nuestra biodinámica así como de sugerirnos planes de entrenamiento y descanso tras analizar nuestra calidad del sueño, nuestros periodos de actividad  e incluso nuestra alimentación. En fin, todo parece controlado. 

Sin embargo, os voy a mostrar unas estadísticas, que trataré de resumir, pero que hace que nos planteemos si realmente lo tenemos bajo control:

Violencia.— En 2003 se registraron 1.600.000 muertes violentas en el mundo. El suicidio es la principal causa con más del 50 % (unos 815.000). Le siguen los homicidios con un 31 % (unos 500.000) y los conflictos bélicos con un 19 % (unos 300.000). En España se cometieron 1234 asesinatos en 2001. Más de un tercio de los adolescentes se han visto implicados en una lucha física en el último año. La violencia doméstica es la segunda preocupación política, después del terrorismo. Durante el año 2000 en España fueron atendidas por malos tratos 59.527 mujeres y 65 fueron asesinadas por sus parejas o ex-parejas.

Depresión.— Un 5 % de los jóvenes pasan por estados depresivos. Durante 1998 se consumieron en España casi 60 millones de envases de tranquilizantes (incluyendo antidepresivos, sedantes, tranquilizantes, psicoestimulantes y neurolépticos), por un importe total de 89.472 millones de pesetas; de ellos, doce millones de envases eran antidepresivos, por un importe de 47.744 millones de pesetas (datos del El País, 21-9-99: 38). La venta de antidepresivos se ha triplicado en diez años. Como se sabe, el Prozac no solo es el antidepresivo más recetado sino que es, probablemente, uno de los medicamentos más consumidos en todo el mundo. En Estados Unidos fue el medicamento más vendido en 1996. Solo en Cataluña, la Seguridad Social pagó durante 1996 la cantidad de 2.065 millones en Prozac. Se estima que más de treinta millones de personas lo han consumido en el mundo. En 1998, las ventas se acercaron a 8.000 millones en España, donde más de siete millones de personas con- sumen antidepresivos. Este fenómeno a llevado a Marinoff (2000) a escribir Más Platón y menos Prozac. Se estima que a lo largo del siglo XXI un 25 % de las personas pasará por estados de depresión. Las investigaciones sugieren una correlación entre depresión, déficit en habilidades sociales, desesperanza, falta de asertividad y baja autoestima.

Suicidio.— El 20 % de los jóvenes han contemplado la posibilidad de suicidarse. Ha aumentado en un 50 % el número de suicidios entre los menores de 25 años en los últimos 10 años. En España se suicidan cada año unos 100 adolescentes. Un grado elevado de satisfacción con la vida en general y una ganas de vivir son la mejor prevención contra el suicidio. El riesgo de suicidio emerge cuando el balance de felicidad arroja un saldo negativo.

Consumo de drogas.— Los datos sobre consumo de drogas son abundantes y de dominio público, por tanto no vamos a extendernos en ellos. Recordemos solamente que más de la mitad de los adolescentes han consumido alcohol en el último mes, a pesar de estar prohibido.

 Comportamientos problemáticos

 Los comportamientos de riesgo rara vez se dan aislados (Graczyk et al., 2000: 393; Jessor, 1993). Se da una co-ocurrencia de comportamientos problemáticos. Dryfoos (1997) lo denomina «paquetes» de comportamientos desadaptativos. Por ejemplo, del 28 % de estudiantes de secundaria que se implican en conducta antisocial, el 37 % fuman, el 54 % consumen alcohol, el 72 % informan que son sexualmente activos y el 34 % indican estar pasando por estados depresivos o haber considerado el suicidio. Un 30 % de los jóvenes entre 14-17 años se implican en comportamientos de multiriesgo. Hurrelmann (1997) señala como el estrés en la adolescencia correlaciona con el fracaso escolar, conducta social desviada, delincuencia, integración en grupos de iguales desviados, consumo de drogas y baja autoestima. Como se podría esperar, cuanto más elevada sea la cantidad de co-ocurrencia de comportamientos problemáticos, menor es el resultado en indicadores de ajuste. La presión del grupo puede causar excesos, si la escuela, la familia y la comunidad fallan en potenciar el desarrollo de comportamientos saludables. Hay evidencia de que las competencias emocionales constituyen un factor importante de prevención.

Datos obtenidos de Revista de Investigación Educativa, 2003, Vol. 21, n.o 1, págs. 7-43; EDUCACIÓN EMOCIONALY COMPETENCIAS BÁSICAS PARA LA VIDA, enmarcado en los trabajos del GROP (Grup de Recerca en Orientació Psicopedagògica) del Departamento MIDE de la Universidad de Barcelona. Rafael Bisquerra Alzina1

——————————————————————————————–

¿Tenemos bajo control la situación?

Lo que parece claro es que la humanidad tiene una descompensación determinante entre lo que es capaz de crear y lo que es capaz de sentir. Una sociedad que es altamente brillante en los avances tangibles, pero que está claramente enferma en cuanto a la calidad de sus emociones y sus sentimientos, denota que tiene una asignatura pendiente. Así lo reconoce la ciencia, concretamente la psicología y la neurociencia, cuando dice que el campo de las emociones ha permanecido en el olvido durante siglos, minusvalorando las aportaciones de quienes presentaron algo tan importante y que guían nuestra conducta. Reconocen que han venido actuando bajo la premisa de que las emociones deben estar sometidas a la razón, porque lo contrario es síntoma de debilidad y del fracaso de la voluntad. Pues bien, investigaciones “recientes” desmontan estas teorías y nos exponen que son las emociones las que marcan la pauta de todo nuestro comportamiento, convirtiéndose en las protagonistas de cualquier ámbito. 

Hoy asistimos a un despegue del campo de la inteligencia emocional y vemos cómo su aplicación se extiende al mundo de la empresa, de la enseñanza, de las relaciones humanas y del estudio del liderazgo. Por fin parece que daremos la importancia necesaria a aquello que nos puede hundir en vida o nos puede catapultar al éxito, en función de cómo seamos capaces de gestionar nuestras emociones y las de los demás.

Además, la Neurociencia, está empezando a realizar avances cuyas aplicaciones son la próxima revolución en muchos ámbitos. El reciente descubrimiento de las neuronas espejo, de la plasticidad de nuestro cerebro así como de que las neuronas no dejan de reproducirse a lo largo de nuestra vida, por muy mayores que seamos, va a permitir a buen seguro que las estadísticas expuestas se vean modificadas considerablemente en épocas venideras. 

La importancia de la inteligencia emocional, así como de la puesta en escena de los recientes descubrimientos de la neurociencia, pueden hacer que tu visión de la vida sea más esperanzadora y tus conductas sean más sanas y ecológicas para tu entorno.

De esto tratará mi próximo taller de Inteligencia Emocional: “Estrategias emocionales efectivas” y que tratará de aportar ciertas claves muy útiles a la hora de abordar los desafíos que cada uno tenemos en nuestras vidas y que pueden ser de muy diversas naturalezas (laborales, empresariales, deportivos, sentimentales, etc) y que puede que no se estén atendiendo de manera adecuada, empleando conductas insanas que contribuyan a crear un problema, más que a crear una solución.

Si estás interesado, no dudes en mandarme tus datos (nombre, teléfono y mail) y te apuntaré para el próximo grupo en Septiembre próximo.

Gracias por estar una vez más.

 

IMG_0635.JPG

Anuncios